Want my new posts on your inbox?

sábado, 12 de agosto de 2017

Ambient bar audiovisual

Érase una vez que se enamoró de otra (vez) 

y en otra ocasión había un musicante que se encaprichó

de lo imageneinado y se puso a sacarle los colores a sus propias fotografías e imágenes animadas.

A lo largo del tiempo (¿a lo corto del espacio?) decidió maridar algunas de sus artificios visuales con los sonidos unícos (en diminutivo) que salen de su amor y sus ansias de... Bueno. De su ardor y sus ansias.

 El Yo se sabe que la música resultante es música para
los odios y los amores.
En cuanto a si las imágenes
son Arte o no.
Que lo diga el sabiondo
clasificador.


El Yo se sabe que la música resultante es música para los odios y los amores. En cuanto a si las imágenes son Arte o no que lo diga el sabiondo clasificador.

El Yo se sabe que la música resultante es música para los odios y los amores. En cuanto a si las imágenes son Arte o no que lo diga el sabiondo clasificador.

No hay comentarios:

Publicar un comentario